Ulises Oliva

Hagamos el amor los domingos.

por 11 de julio de 2013, 84 visitas
El termino de la semana, con un toque especial.
Hagamos el amor los domingos, después de pasear por la ciudad y visitar lugares, caminar por la plaza y comer helado, sentarnos en el restaurante al lado de la iglesia y disfrutar la tarde comiendo el guiso del día, sugerencia del chef “Bon Appetit" para el paladar, como un suave beso de brisa primaveral.

Mirar las palomas comer las migajas de pan que les arroja el anciano sonriente, verlas volar despavoridas al cruce del niño risueño ahuyentandolas con sus manitas abiertas; después de todo, antes de nada, hagamos el amor el gusto del manjar al anochecer.

Hagamos el amor, después de lo cotidiano, antes de terminar el día, cuando terminemos de cenar en casa de tus padres, después de todo el clásico domingo, hagamos el amor.
Has estado bellisima todo el día y creo que cerrar este momento con nuestros cuerpos a placer, nos daría los buenos días para un Lunes menos desagradable, una semana más ligera menos común que, después de tirar nuestras ganas de amarnos, hay un nuevo día un amanecer juntos.



Añadir comentario