zoletautomatica

QUIEN ME PRESTA UNA ESCALERA... PA ZUBI AR MAERO

por 22 de febrero de 2014, 445 visitas
"quien me presta una escalera, para subir al maero", er manué acabo sus días repitiendo esta cantinela machadiana de Serrat.  
la vida der manué nunca saldra con tinta negra escrita sobre fondo blanco de papel, pero todavía cuando escucho este tema musical me remueve mis higadillos cerebrales el recuerdo de mi amigo.
la vida der manué no sé donde empezó, quizás en su final, pero cronológicamente voy a escoger comenzar con sus dos años, en su nacimiento por parte de awelo manuel lo botizaron, ya digo, esta parte es prehistoria, no existe memoria escrita, ni siquiera memoria oral... nadie le contó que fueron sus dos primeros años, aunque siempre llevo marcado a jierro que con dos años se quedo sin pae y sin mae, recogido por unos primos segundo de su mae… no cuento los detalles de su falta de calzado, ni siquiera cuando algo calentaba su cuerpo que no fuesen los correazos de su mentor, aun en aquellos entonces cuando me lo contaba, cuando era alguna escudilla de comida, todavía le quedaba el regusto de algunos garbanzos flotando, alguna papa… sus labios se apretaban, su mentón rebotaba de regusto y aparecia una media sonrisa.
“quien me presta una escalera, para subier al maero”, repiqueteaba otra vez manué, con un rosario de cuentas en las manos sentado frente a la ventana, cabeza gacha… “quien me presta una escalera, para subir al maero”…  no llego a cumplir los cinco años, cuando la barriga der manué hacia demasiado abujero en la olla de sus mentores, sin mas, fue puesto en la puerta del orfanato de malaga, sin mas, sin mas nada que su menudo cuerpo , sus miseras ropas, sus pies descalzos.
“quien  me presta una escalera, para subier al maero”,  ahora me miraba, recuerdo esa mirada, se me despedia diría yo, le sonreí  y entre risa forzada le dije que a ver si pasaba de esa estrofa,  a los diez años fue puesto a disposición de una familia, con  un rancho de propiedad , y nosecuantas docenas de cabezas de ganao vacuno… fue el mejor guardes de animales hasta los 14 años, fue el mejor amigo de sus amigos los animales, hace tiempo que no me habla de los mugidos, de cómo una vaca se pone cuando va a llover, del mal de la pezuña…. , le sonreí  y entre risa forzada le dije que a ver si pasaba de esa estrofa,  busco pegarse la barbilla al pecho y aun los ojos con esfuerzo me mantuvo la mirada… “para quitarle los clavos a jesus el nazareno”, me dijo…  me hinque de rodilla y unas lagrima busc aron mis labios, me acerque y lo abracé fuerte… fuerte, ladeando la cara me miro desde lo mas profundo de su mente, me separo el hombro y me ofreció su rosario…

Añadir comentario