Daria

Vivir en sufrimiento

por 02 de diciembre de 2016, 293 visitas
El dolor es inevitable el sufriendo es opcional
diferentes partes del mundo Sinue volvió al templo. En su peregrinar había observado con detalle las conductas del ser humano, había convivido con personas de toda índole y  escuchado sus historias. Había aprendido muchísimas cosas sobre los demás y sobre si mismo, pero aun no podía entender algo, no podía darle sentido a un comportamiento que casi todas las personas que había conocido compartían. Con desconcierto y desencanto en su corazón. Sinue fue en busca de su maestro, que sentado debajo de un sauce esperaba paciente a su discípulo.

- Veo que tu viaje a concluido Sinue, ¿como te ha ido?- pregunto el maestro

- Maestro, he viajado como sabes por muchos lugares, he conocido a mucha gente, he conocido sus alegrías y también sus tristezas y he aprendido mucho de la experiencia- contesto Sinue.

- Si has aprendido tanto ¿ por que estas tan afligido?, ¿porque esa cara de preocupación?

- Maestro hay algo que no entiendo que no puedo comprender como te he dicho he conocido a infinidad de personas, pero estas estaban tan metidas en su pasado, tan activas con sus recuerdos, que era casi imposible mantener una conversación con ellas sin que estas sacasen a la luz viejas heridas del pasado y las relatasen como si las estuvieses de nuevo viviendo. No sabia que contestar, así que solo podía escuchar.- relato Sinue con detalle.

- Querido discípulo, lo que has vivido junto a esas personas se llama SUFRIMIENTO, y este a diferencia del DOLOR es alimentado por el ser humano. Solo estando en el AHORA y librándonos de odio podremos dejar de sufrir. - contesto el maestro al desaliento de Sinue.

El SUFRIMIENTO y el DOLOR no son lo mismo aunque sean sinónimos, tienen bastantes diferencias.

Cuando vivimos un suceso imprevisto en nuestras vidas como el fallecimiento de un familiar, el final de una relación, el despido de un trabajo, perdidas importantes de dinero, etcétera. El DOLOR es inevitable, este nos devora, nos aflige y nos deja totalmente desamparados. Con el paso del tiempo y la vuelta al mundo tras habernos caído, tenemos dos opciones. Podemos aprender de lo sucedido transformado viejos patrones y creencias anteriores al suceso, o podemos alimentar al SUFRIMIENTO recordando una y otra vez lo sucedido sin trascender nada, llenándonos de pesimismo y negatividad.

La segunda opción es la mas elegida por la mayoría de nosotros, pues nuestra mente inconscientemente va una y otra vez al pasado. Lo recordamos hasta la saciedad,  damos vueltas a los porqués, a las personas involucradas, a las decisiones que tomamos, y de como nos sentimos al respecto. El vivir en el pasado y mas en las situaciones dolorosas, hace de nuestra existencia un autentico sufrir. Nos detiene y limita, nos convierte en auténticos muertos vivientes ajenos al momento presente.

Mi abuela solía utilizar bastantes refranes para referirse a las cosas de la vida, algunos de ellos son autenticas citas filosóficas que aportan consejo y otros que desgraciadamente no ayudan en nada, para este caso en particular hay un refrán que muchas personas llevan al dedillo, ¨" MAS VALE LO MALO CONOCIDO QUE LO BUENO POR CONOCER".  ¿Os suena, verdad?.   Pues este principio  lo llevan muchas personas como dogma. Se niegan rotundamente a salir de su espiral, de su pasado, de su quiste emocional, dejando a un lado toda salida y todo aquello que pueda aportarles luz. Sus experiencias en el pasado marcan su presente,  y su presente en su proyecto de futuro, en definitiva en una vida de SUFRIMIENTO.

Por eso siempre pensamos que las cosas buenas son escasas y las cosas malas abundantes y duraderas. No porque sea cierto, sino porque siempre que viajamos al pasado, o vivimos allí constantemente, lo que mas recordamos son esas cosas malas que nos dejaron totalmente heridos y vulnerables. ¿Pero como salir de las garras del pasado?.

En mi opinión personal, tiene que ver mucho la visión que tenemos de nosotros mismos,  las expectativas con que vemos a los demás y las etiquetas con las que convivimos el día a día. Cuando en nuestro camino personal nos encontramos con piedras que nos hacen tropezar todo nuestro mundo se desvanece y automáticamente empezamos a vivir en consecuencia negativa por dicho acontecimiento.

Nuestra percepción cambia, nuestra estima merma y nuestra confianza se pierde. Pero el tiempo pasa y nosotros con el, quedarnos en el pasado es quedarse allí mentalmente pues en la realidad no podemos vivir en el. Cuando decidimos quedarnos "allí" y recordar todo aquello que nos paso, la pelota de nieve cada vez se hace mas y mas grande, lo traemos a nuestro presente totalmente distorsionado y claro esta!, lo que me hicieron o dijeron es el triple de lo que en realidad fue.

Para salir del pasado tenemos que ser CONSCIENTES pues como he dicho antes, solemos recrear aspectos negativos sin darnos cuenta. Una vez en el AQUÍ Y AHORA deberemos analizar como meros espectadores los porqués de aquellos actos, las personas que formaron parte de ese momento y de como eramos nosotros en esa circunstancia. Tras viajar en el tiempo de otro modo al de VICTIMA, podremos descifrar el mensaje que toda experiencia tiene para cada uno de nosotros. Al ser espectadores como si de una obra de teatro se tratase, veremos sin juzgar aspectos que el DOLOR nos hizo sentir y el porque lo hemos arrastrado con nosotros hasta nuestro presente haciendo de ello un SUFRIMIENTO.

Deberemos hacernos preguntas tales como ; ¿ Este hecho en la actualidad me aporta algo?, ¿ Manipulo inconscientemente a alguien tras lo sucedido y por ello no suelto el pasado?, ¿ Me ven los demás de una forma concreta, o me veo yo mismo de un modo en particular en el presente?, ¿Que emociones se liberan cuando me acuerdo de ello?, ¿ Temo que pueda pasarme lo mismo y por ello estoy en alerta?. Todas y muchas mas preguntas nos podemos hacer de la cuestión en particular, tendremos que quitarnos de golpe todas aquellas etiquetas que nos pusimos, que nos pusieron.

Vernos en el presente sin los patrones del pasado es una tarea difícil, pero NO IMPOSIBLE. El perdonar a los demás y lo mas importante, el perdonarnos a nosotros mismos va ha darnos un descanso anímico que es esencial a la hora de coser de una vez por todas las heridas del pasado.

Añadir comentario